Andalucía regula nuevas fórmulas de asociaciones cooperativas

Acceso a contenidos especializados mediante búsqueda avanzada:

​Legislación en trámite

Redacción
Parlamenta
02 Septiembre 2014
CONSEJO DE GOBIERNO
02 Septiembre 2014

Andalucía regula nuevas fórmulas de asociaciones cooperativas

El reglamento que desarrolla la Ley de Sociedades Cooperativas andaluzas crea figuras como el “socio a prueba”

El Consejo de Gobierno de Andalucía, reunido hoy, ha aprobado el reglamento que desarrolla la Ley de Sociedades Cooperativas Andaluzas. La norma incide en la agilización de trámites para crear sociedades, incorporar socios, crear puestos de trabajo, mejorar la flexibilidad interna y favorecer una mayor libertad en la distribución de los beneficios. El reglamento también permite la creación de grupos empresariales cooperativos, aumenta las posibilidades de contratar por cuenta ajena, refuerza los controles sobre los crédito de las entidades y concreta los requisitos de auditoría externa e información a la Administración.

Área del Derecho: Laboral Mercantil
Género: Reportajes
Autor: Redacción
Las ETIQUETAS de cada información le llevan directamente al contenido relacionado.
Redacción
Parlamenta
02 Septiembre 2014

El reglamento, aprobado hoy por el Ejecutivo autonómico, regula la figura del Grupo Empresarial Cooperativo, que permite formas de integración tanto entre cooperativas como con otro tipo de entidades mercantiles. Además, este segundo tipo de integraciones podrá obtener los mismos beneficios fiscales que las de segundo grado (integradas por varias cooperativas).

La norma también incrementa la posibilidad de contratación por cuenta ajena en cooperativas de trabajo siempre que los empleados rechacen ser socios; retribuir a las personas titulares de la presidencia y la secretaría; introducir nuevas clases de cooperativas (mixtas, de servicios públicos y de impulso empresarial), y modular los servicios en este tipo de sociedades según las distintas aportaciones suscritas por sus miembros.

Para facilitar la incorporación de nuevos cooperativistas, la norma también regula la figura del socio a prueba, fijando un periodo en el que la entidad conocerá al aspirante y éste podrá familiarizarse con el funcionamiento interno de la sociedad antes de vincularse con ella.

En cuanto a la figura del asociado (que a diferencia del socio sólo aporta capital), la normativa cambia su denominación por la de persona inversora y establece nuevas condiciones. Así, puede tener hasta el 49% del capital social y un 25% de los votos en la asamblea, frente a los anteriores porcentajes de 30% y 20%, respectivamente.

Secciones de créditos

De acuerdo con el reglamento, las secciones de crédito limitarán sus operaciones sólo a los socios y deberán contar obligatoriamente con directores  o gerentes profesionales. La norma también flexibiliza las condiciones de las operaciones pasivas (los depósitos que realizan los socios), mientras que impone un mayor rigor a las activas (fundamentalmente, los préstamos que se conceden). Las entidades que cuenten con secciones de crédito deberán informar de su actividad a la Administración al menos dos veces al año, y no una como se establece con carácter general.

En el caso de las cooperativas de vivienda, la principal novedad, dirigida a evitar fenómenos especulativos, es la limitación a dos del número de viviendas a las que puede tener derecho un socio.

El reglamento también refuerza el perfil inversor de las cooperativas. En esta línea, suprime la exigencia de seguir destinando durante toda la vida de la entidad un 15% de los resultados al Fondo de Reserva Obligatorio cuando alcance la mitad del capital social. También se reduce al 25% la proporción de resultados extracooperativos para este fondo, frente a los anteriores 80% (operaciones con terceros) y 100% (operaciones extraordinarias) durante toda la vida de la entidad.

Parlamenta

www.parlamenta.es

© Pulso Parlamentario, S.L. - Aviso legal - Contacto - Mapa del sitio

Desarrollado por AD Ventures